María Jesús García Ruiz: “Las masonas hemos salido por primera vez a la calle a protestar por la ley del aborto”

María Jesús García Ruiz

María Jesús García Ruiz

Fuente: levante-emv.com

«Ser masón en gran parte de Europa es un honor, pero en España sigue mal visto» Maestra de la logia masónica femenina Itaca de Levante. Las hemos visto en la reciente protesta contra la Ley del Aborto del PP y es la primera vez que una logia masónica sale a la calle a respaldar un movimiento social. Su presidenta aboga por adoptar una postura activa y visible en la sociedad y acabar con la leyenda negra de la masonería.

— ¿Qué es la logia Itaca?

— Somos una logia formada por unas 25 hermanas de Alicante, Valencia y Murcia y alguna de Andalucía. Pertenecemos a la Gran Logia Femenina de España que tiene 11 logias en todo el Estado español y nuestros principios son los de la masonería, una entidad antigua pero con plena vigencia que pretende la mejora y evolución a nivel personal para contribuir a la mejora del mundo y la sociedad.

–¿Ustedes se basan en los principios de libertad, igualdad y fraternidad franceses?

— Simplificando un poco podemos decir que la masonería tiene dos grandes líneas: la inglesa y la francesa. Ambas comparten estos mismos principios pero esta última, la liberal y adogmática de la que formamos parte, también tiene la laicidad como divisa. Como librepensadoras y librepensadores, entendemos que la religión debe pertenecer al ámbito privado. Fueron muchas las masonas y masones que contribuyeron a la implantación y defensa de la democracia, libertades y derechos de la ciudadanía.

— ¿Y cómo trabajan?
— En el respeto más absoluto a los pareceres de las demás, sin dogmatismo de ningún tipo, que favorece el intercambio de opiniones y evita incluso estériles debates personalistas. Trabajamos temas de simbología, filosofía y sociales en general.

— ¿Qué aporta una logia masónica con sus ritos y símbolos frente a otro tipo de asociacióncultural o social?

— Aporta un calado histórico y un bagaje cultural muy profundo. Es un lugar de reflexión. Trabaja con la razón. La masonería no hace distinción entre la gente. Hay gente de todos los estadios culturales porque el lenguaje de símbolos es accesible a todo el mundo. Iguala a todas las personas y puede participar y entender.

— Ustedes, como logia, han participado en la reciente manifestación en Madrid contra la Ley del Aborto. No es normal ver en la calle a una logia masónica secundando una protesta…

— Sí, hemos salido a la calle para defender derechos, el derecho a decidir. Ha sido la primera vez que las masonas hemos salido a la calle como tales. La masonería siempre ha ido de la mano de los movimientos sociales y ha evolucionado. Queremos estar a la par de otras hermanas y otras masonas europeas que también salen a la calle y defienden la democracia y la libertad. La masonería tiene dos ámbitos de trabajo, el personal que queda interno y el exterior pero sin partidismos ni dogmas, aunque hay quien piensa que el trabajo masónico no debe salir de nuestros muros de trabajo personal en los templos.

— ¿Por qué?

— Es que la masonería ha estado perseguida durante mucho tiempo en España y es difícil que muchas personas lo exterioricen. Aquí sigue estando mal visto. En otros países de Europa ser masón es un honor pero aquí hay un lastre que muchos creemos que hay que romper. Muchos y muchas pensamos que lo mejor es decir quienes somos, lo que hacemos y manifestemos lo que tenemos delante.

— ¿Por qué su logia está formada sólo por mujeres?

— Hay masculinas, femeninas y mixtas. Esta es femenina porque las perspectiva que tenemos las mujeres hacia muchas cosas es distinta. Trabajamos con hombres muy a menudo, por ejemplo con la logia Constante Alona, pero preferimos tener un espacio para nosotras y nuestra forma de ver los problemas y evitar esa desigualdad que se proyecta a veces y que existe en las instituciones y en los órganos de participación.

— ¿Son feministas?

— Somos mujeres. Entendemos que feminismo es igualdad. No somos ni mejores ni peores que los hombres. Hay que romper barreras. Hay que trabajar juntos y así lo hacemos.

— ¿Qué le ha aportado la masonería?

— Estoy en la masonería desde 2006. He conocido a personas fantásticas no siempre cercanas a mí. En mi evolución personal ha sido muy importante.

Autora: Isabel Vicente

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.