Los obispos de Linares y Talca se disculpan ante los masones chilenos

Los obispos de Linares, Tomislav Koljatic,  y de Talca, Horacio Valenzuela Abarca, se ha retractado de unas declaraciones acerca de las  denuncias de abusos contra el sacerdote Fernando Karadima, en las que acusaba a la Gran Logia de Chile de una supuesta influencia para la consecución de culpabilidad en el caso.

La página web de la GLCh transcribe las dos cartas de disculpa publicadas por El Mercurio el pasado día 15 de agosto, que reproducimos a continuación dado su interés:

Señor Director:

En relación con la carta del señor Luis Riveros [Gran Maestro de la Gran Logia de Chile], publicada ayer, quisiera expresarle que fue equivocado de mi parte y que lamento mucho haber involucrado a la Masonería y a otros grupos y personas en una argumentación que formulé en una carta privada el año 2010, y de la cual tomé públicamente distancia, una vez conocida la sentencia de la Santa Sede que estableció la culpabilidad del P. Fernando Karadima.

Por estas razones, fruto de la fragilidad humana y de un contexto muy complejo y doloroso, que con razón han herido y ofendido injustamente también a muchos miembros de nuestra Iglesia, les pido disculpas de corazón.

Horacio Valenzuela Abarca
Obispo de Talca

.·.

Señor Director:

Mis palabras sobre la Masonería, en un documento privado de hace tres años que se hizo público recientemente, no corresponden a mi convicción de hoy, particularmente después de conocidos los fallos condenatiorios de la Santa Sede y del Poder Judicial y los antecedentes que ellos aportan en relación al P. Karadima. Ésas opiniones privadas fueron elaboradas en un contexto de alta emotividad, dolor y perplejidad. Lamento sinceramente estas palabras y pido disculpas a todas aquellas personas e instituciones a quienes estos juicidos pudieran haber ofendido.

Tomislav Koljatic
Obispo de Linares

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los obispos de Linares y Talca se disculpan ante los masones chilenos

  1. A. Alberto dijo:

    Conociendo los textos de las cartas, la involucración fue real y sin evidencias que demostraran lo afirmado, aunque fue a un nivel privado, interno de la Iglesia. Al hacerse públicas tales afirmaciones obispales a través de la prensa, los ofendidos se enteraron y reclamaron por esas acusaciones falsas, tanto por los prejuicios como por las ofensas que implican (mayormente legitimadas por la autoridad moral de la que está investida un obispo y, por lo tanto, más creíble para la población general). Tanto entre las personas como entre las instituciones, nadie está libre de un error; y por ello son importantísimos los mecanismos del perdón, en su ámbito, y de las disculpas en el mundo social, para restaurar las armonías en la continuidad de la convivencia ciudadana.

  2. Me parece ilogico que una ersona se deba diculpar por una declaracion que en su momento fue cierta, el hehco de ser figuras catolicas no les de inmunidad publica… por cierto, exelente blog

Los comentarios están cerrados.