La GLE ve con “preocupación” el caso del sacerdote francés cesado por pertenecer a la Masonería

Tras la destitución de un sacerdote

francés por pertenecer a la Masonería, la Gran Logia de España ha emitido un comunicado donde indica que sigue “con atenta preocupación el caso”, y precisa que el 14,5% de los hermanos de esta obediencia de definen como católicos romanos, mientras que “un 23,5% adicional se siente cristiano, sin señalar a ninguna de sus confesiones”.

Seguidamente ofrecemos el texto completo de la nota, que el Equipo de Comunicación de la GLE han remitido amablemente a la redacción de Actualidad Masónica:

Comunicado de la Gran Logia de España ante el cese
de un sacerdote por su pertenencia a la Masonería

La Gran Logia de España sigue con atenta preocupación las diferentes noticias publicadas en las ultimas 48 horas sobre el cese en sus funciones del parroco de Sainte-Anne d’ Arly-Montjoie, a instancias de la Santa Sede, por su pertenencia a la Masonería.

La Gran Logia de España quiere remarcar que la Masonería regular, de la que forman parte millones de personas en todo el mundo a través de una Gran Logia reconocida en cada país, tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo. Desde el mas absoluto respeto a todo tipo de creencia, los principios de la Masonería se resumen en dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo. En su seno, seres humanos diversos pero profundamente espirituales ponen en práctica un ideal común de paz, amor y fraternidad.

La Gran Logia de España quiere recordar que, de acuerdo con el ultimo Barómetro Masónico, el 14,5% de sus miembros se autodefine como Católico Romano. Se trata del tercer grupo más importante dentro de la Gran Logia de España. Un 23,5% adicional se siente cristiano, sin señalar a ninguna de sus confesiones, sólo por detrás del 41,5% se consideran personas espirituales sin adscripción a ninguna religión. Hay personas de otras religiones y confesiones conformando un espacio de diálogo en el que se impone el respeto a las opiniones ajenas a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal.

La Gran Logia de España, desde el profundo respeto a la Iglesia Católica de la que se sienten parte muchos de sus miembros, quiere hacer suyas las últimas palabras del Papa Francisco quien, en la celebración de Pentecostés, aclaró que unidad no significa uniformidad sino armonía en la diversidad, la pluralidad y la multiplicidad.

Esta entrada fue publicada en Antimasonería y etiquetada . Guarda el enlace permanente.