Robo y saqueo en la Gran Logia del Estado de Oaxaca

El diario Mileno informaba el pasado 9 de enero de la “profanación y saqueo” del templo de la Gran Logia del Estado de Oaxaca ‘Benito Juárez García’, situado en el centro histórico de la capital.

De acuerdo con el mencionado rotativo, el ataque fue perpetrado por varias personas que sustrajeron “símbolos y acervo histórico”, entre ellos un libro de oro rubricado por el general Porfirio Díaz en el año 1892.

La información de Milenio señala como uno de los implicados a Jesús Alfredo López García, quien “funge como presidente del Protectorado Mexicano de Derechos Humanos“, que fue detenido y posteriormente liberado tras el pago de una fianza de 30.000 pesos, y sobre el que pesa la acusación de “saqueo, robo con violencia, y asociación delictuosa”.

Siempre según el citado medio de comunicación, tanto el presidente de la Gran Logia del Estado de Oaxaca, Felipe Moisés Pérez Cruz, como el del Colegio Nacional de Abogados Masónicos, Jaime Alejando Velasco Martínez, hicieron pública su disconformidad por la liberación bajo fianza del acusado.

Ambos dirigentes acusaron al presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert, y al Consejero Jurídico de la gobernatura Víctor Hugo Alejo Torres, de “intervenir para permitir la impunidad” de la persona implicada en tan reprobable acción.

Esta entrada fue publicada en Antimasonería y etiquetada . Guarda el enlace permanente.