Entrevista a José Alberto Hidalgo, nuevo presidente de la Federación Española de El Derecho Humano

José Alberto Hidalgo José Alberto Hidalgo Piñero fue elegido nuevo Presidente de la Federación española de El Derecho Humano, en el transcurso de la Asamblea Anual celebrada el pasado día 9 de septiembre en Madrid. Hidalgo, extremeño de 52 años, señala en este diálogo con Actualidad Masónica las líneas de trabajo que se ha propuesto emprender. 

— ¿Cuándo y por qué razones decidiste pedir el ingreso en la Masonería? ¿Por qué ingresaste en El Derecho Humano y no en otra obediencia?

— Cuando era joven, me refiero a cuando tenía entre los 12 y los 17 o 18 años, tenía inquietudes, y me gustaban algunos temas, que no era muy habituales en los jóvenes de mi edad. Leía mucho sobre temas “ocultos”, la parapsicología, los ovnis, la Masonería etcétera. Recuerdo que estaba suscrito a una revista que se llamaba Mundo Desconocido. Siempre me atrajo la Masonería. Me identificaba con sus valores, con sus rituales, me gustaba como eran los masones, y sobre todo, me gustaba todo aquello que habían hecho en esta sociedad. Siempre quise ser uno de ellos.

“En la época de los años 70 y 80, no conocía a ninguno de ellos y no sabía cómo ponerme en contacto con ellos. Es cuando llega internet a nuestras vidas, cuando localizo una dirección de El Derecho Humano y mando un correo para solicitar mi ingreso.

“Siempre pensé que por qué la Masonería era de hombres, cuando entre sus pilares fundamentales, está la defensa y el trabajar por la Igualdad en esta Humanidad. Esto nunca lo llegué a entender. Por ello, decidí ingresar en una Orden que considerase iguales a las mujeres y a los hombres, y decidí ingresar en El Derecho Humano. Pero otra de las características que me atrajo mucho de esta obediencia fue, su carácter internacional.

“Respetando a otras obediencias, y respetando mucho su conformación y su composición, considero que El Derecho Humano es una Orden que contempla dos cuestiones esenciales para el trabajo de la Masonería en los tiempos actuales. En el Derecho Humano, trabajan hombres y mujeres en igualdad, y es una Orden internacional. La igualdad entre hombres y mujeres, y el internacionalismo, son esenciales en la masonería actual.

— ¿Qué grandes líneas marcarán tu acción al frente del El Derecho Humano?

— Durante el tiempo que permanezca al frente de la Federación Española del Derecho Humano, junto con mis hermanos y hermanas de la Federación, pretendo consolidar nuestra Federación e ir ampliando nuestra estructura en el territorio español. Otro de mis principales objetivos es dar a conocer a las instituciones españolas y a las entidades sociales nuestra Orden. Y algo que me parece fundamental, trasladar a la opinión pública española qué es la Masonería actual y qué es lo que hacemos en beneficio de esta sociedad.

— Vivimos una época muy complicada en lo social, en lo económico y en cuanto a valores. ¿Cuál es el papel que, a tu juicio, debería jugar la Masonería en este contexto?

— La Masonería, o mejor dicho los masones, tenemos que jugar un papel activo en esta sociedad. La mejor forma de engrandecer la Masonería, es que los masones demos ejemplo de cómo somos, y de los valores que defendemos. Es necesario que la Masonería se convierta en un referente ético, tan necesario en nuestros tiempos.

“Cuando hablo de este tema, siempre me viene a la memoria un comentario que leí un día en un foro de internet. Una persona comentaba lo siguiente: Dicen en mi trabajo, que un compañero que tengo, es masón. Pues si es masón ¡… ojalá hubiera muchos masones, porque mi compañero es una persona ejemplar. La Masonería tiene que hacer llegar su voz a la sociedad, y los masones tienen que ser un referente de comportamiento ético.

— ¿Crees que los masones deberíamos esforzarnos por hacernos más visibles entre los profanos o, por el contrario, opinas que la tradicional discreción de la Orden sigue siendo necesaria?

— Respeto profundamente la decisión individual que cada unos de los masones tome sobre dar a conocer su pertenencia a la Masonería o no. La Masonería es una organización discreta pero no secreta. En este sentido, me gustaría hacer la siguiente reflexión: yo prefiero a un masón que no sea conocido como tal, pero que se comporte como masón en su vida, que a un masón que sea conocido como tal, y que luego en su vida no tenga el comportamiento de lo que dice que es. Prefiero en este caso, a tantos miles de masones que hay en nuestra sociedad y que no tienen mandil.

— ¿Tienes planes específicos respecto al Espacio Masónico de España, organización de la que la Federación Española de El Derecho Humano forma parte?

— Considero al EME, como un foro necesario para la masonería española. Respeto las distintas obediencias que hay en nuestro país, es más, la diversidad siempre es buena, pero hay una cosa clara, hay muchas cuestiones y preocupaciones que nos son comunes a todos, y para eso tiene que estar el EME. En muchos temas, es necesario que la voz de la Masonería sea una voz unida, y desde el EME podemos dar una imagen necesaria para nuestra sociedad, en el sentido de hacer llegar a los ciudadanos y a las instituciones públicas esa voz unida que tiene que darse en el EME. Haré todo aquello que esté en mi mano para fortalecer el EME, porque estoy convencido de que es un elemento necesario y fundamental para la Masonería liberal española.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.