Juicio y ejecución de Francesc Ferrer i Guàrdia

Consejo de Guerra a Ferrer i Guàrdia (Alessandro Merletti)

La edición catalana del diario El País reproduce hoy una fotografía del consejo de guerra que, en 1909, condenó a muerte al pedagogo, librepensador y francmasón Francesc Ferrer i Guàrdia.

La histórica imagen ilustra el artículo de Xavier Theros El hombre de los caramelos, que traza el perfil biográfico de Alessandro Merletti, el único fotógrafo que pudo colar una cámara en el jucio a Ferrer i Guàrdia, según parece escondiéndola en el chaleco.

Tras este consejo de guerra, Francesc Ferrer i Guàrdia fue ejecutado en el Castillo de Montjuïc el infausto 13 de octubre de 1909.

En la hermoteca de el diario barcelonés La Vanguardia,  se puede localizar una espeluznante crónica publicada el día siguiente, que narra la última noche y la ejecución de Ferrer i Guàrdia, y de la que extractamos estas líneas:

Al llegar Ferrer frente al cuadro se cuadró delante del piquete que debía ejecutar la sentencia.

Resistióse á arrodillarse y á volver la espalda.

De cara a los soldados se le vendaron los ojos y en aquel momento dijo:

—Soy inocente. ¡Viva la Escuela Moderna!

En el instante en que sintió que terminaba de anudarle el pañuelo, repitió:

—Aún puedo decirlo: Soy inocente. ¡Viva la Escuela Moderna!

Un momento después sonó la descarga y Ferrer, siempre de cara á los soldados, cayó en tierra. Las balas se habían incrustado en el cráneo; la muerte fue instantánea.

A las nueve y cinco minutos quedaba cumplida la sentencia.

Después de certificada la defunción las fuerzas que habían formado el cuadro desfilaron ante el cadáver de Ferrer Guardia.

Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.