La masonería “no puede vivir metida en las logias”

El diario La Opinión de Tenerife entrevista en su edición de hoy lunes a Javier Bonales, secretario de la logia Nueva Era 93 de La Laguna, y orador de la Gran Logia Simbólica Española. Este veterano francmasón –iniciado en 1979 en un domicilio particular de Barcelona–, considera que la orden debría “tomar conciencia de que no puede vivir metida en las logias”, y que por tanto “tiene que llegar a la sociedad y que la sociedad la vea como algo normal, como pasa en el resto del mundo”.

En la mencionada entrevista, Bonales considera que “lo que nosotros [los masones] hagamos siempre será cuestionado. Somos conscientes de ello”. Pero con la apertura que él propone, añade, “la sociedad a lo mejor percibe que lo que la gente comenta sobre nosotros solo son milongas”.

Preguntado acerca de las mencionadas milongas, Javier Bonales indica que los masones siguen siendo vistos “como un centro de poder y conspiración”, una idea “que viene del régimen anterior a la democracia, que asociaba la masonería al poder”. Con todo, no oculta en absoluto que “es cierto que ha habido personas de mucho poder adquisitivo o político en la masonería. Siempre decimos que es preferible un masón dedicado a la política, que no un político a la masonería”.

Finalmente, y el lo referente a las actividades de su propia logia, el masón tinerfeño avanza que el taller al que pertenece está preparando en este momento dos eventos, uno de naturaleza cultural, y otro consistente en “un encuentro masón a nivel internacional de todas las obediencias liberales del mundo”.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.