Declaración de Barcelona del XXI Encuentro Internacional de los Altos Grados Escoceses

XXXI Encuentro Internacional de Altos Grados EscocesesEntre el 5 y el 8 de mayo ha tenido en lugar en Barcelona el XXI Encuentro Internacional de Altos Grados Escoceses, evento organizado por el Supremo Consejo Masónico de España, cuyo tema de trabajo ha sido: ¿El Rito Escocés Antiguo y Aceptado aporta una respuesta a los cambios? Al final de dicho encuentro, los cuerpos masónicos participantes han suscrito la siguiente Declaración de Barcelona, divulgada anoche por el blog El Masón Aprendiz:

Las jurisdicciones de los Altos Grados Escoceses reunidos fraternalmente del 5 al 8 de mayo de 2011, en el marco de XXI Encuentro Internacional organizado por el Supremo Consejo Masónico de España-Rito Escocés Antiguo y Aceptado

DECLARAN

Ayer:

En la declaración de Ginebra, del 8 de mayo de 2005, después reafirmarse la vocación contemporánea de los principios fundamentales de la Orden, se hacía hincapié en que el respeto de la dignidad humana, era un elemento esencial de las líneas de las diferentes jurisdicciones.

Hoy:

En la actualidad, donde surgen y se desarrollan movimientos de reivindicación de la libertad y de la democracia, principalmente en el área mediterránea, deben conformar la lucha incesante por el bienestar de la humanidad y a favor de su emancipación intelectual y moral. Deben asimismo insistir sobre la doble dimensión internacional y universal del Rito, contribuyendo a la creación de enlaces entre las diferentes culturas y civilizaciones.

Mañana:

El método de intercambios periódicos, multilaterales, abiertos y dinámicos entre ellas contribuirá a la creación de ideas compartidas sobre los problemas del mundo. Su proceder simbólico y su cultura iniciática deben permitirles, implicando a las jóvenes generaciones, transformar el presente en futuro, el cansancio en coraje, la resignación en esperanza, con el horizonte puesto en la realización de un nosotros fraternal y universal.

ANEXO

Las jurisdicciones signatarias confiesan el impacto que les produce la aceleración de la historia del mundo, que invita a una reflexión nueva y global. Efectivamente los alzamientos y reivindicaciones en ciertos países tienen un significado universal, situando en primer plano al ciudadano, exigiendo el respeto de su dignidad en una sociedad donde las normas sociales y las leyes sean respetadas.

Conscientes de la obligación que tienen de efectuar un análisis geopolítico realista de estas rupturas, todavía envueltas de incertidumbres, las Jurisdicciones se comprometen a abordar estos temas con responsabilidad.

El Rito Escocés debe ser capaz de indignarse, expresándose ante los regímenes que no respetan los derechos humanos.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.