Masones en Montjuïc

Desde el siglo XVII, el Castillo de Montjuïc ha estado estrechamente vinculado a la ciudad de Barcelona, aunque la historia de este edificio registra episodios vergonzosos. Entre ellos, los fusilamientos de masones como el pedagogo Francesc Ferrer i Guàrdia en 1909, o el presidente de la Generalitat de Catalunya Lluís Companys en 1940.  Por fin, esta mañana, y en un acto de recuperación de la memoria histórica, se han inaugurado en el castillo barcelonés tres salas dedicadas respectivamente a Ferrer i Guàrdia, Companys, y el héroe nacional filipino José Rizal, también francmasón, que fue ejecutado en Manila en 1896.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.